Cumplimos cinco años, un lustro de altibajos y aprendizaje continuado tratando de ofrecer la máxima calidad. Nuestra línea editorial se centra en la investigación sobre el patrimonio cultural y en la edición de obras de narrativa histórica.

Si eres un apasionado de la historia, la arqueología, el arte...

somos tu editorial.

NOVEDADES

Puntos de venta en epub: LEKTU y KOBO

Kindle y edición en papel: AMAZON

AMAZON

FRAGMENTO SELECCIONADO

NI QUITO NI PONGO

 

Carlos Ortega Pardo

 

Cuando al fin, y no sin esfuerzo, recorrimos el largo y estrecho pasadizo subterráneo —tanto el rey don Pedro como quien esto suscribe éramos dos mocetones de buen tamaño, imaginaos el ingrato periplo entonces—, un viejo conocido nos esperaba, algo impaciente ya, a la entrada de la cueva. Se trataba del Vesque de Vilaines, de nombre Pedro también él, caballero bretón con el que había roto unas cuantas lanzas durante mi estancia en la corte francesa y de quien siempre se rumoreó —a mi entender, muy fundadamente— que, en asuntos de alcoba, gustaba de justar contra natura. Un sodomita como la catedral de Burgos, vamos. Nos precedió con el andar característico del que ha cabalgado hasta Samarcanda sin bajarse de la montura ni a raptar una pastorcilla siquiera. Una luna redonda como la faz de un obispo alumbraba nuestro camino hacia las fogatas del traidor, a donde no tardamos en llegar, sin más incidente que la regia curiosidad —satisfecha a media voz por no herir sensibilidades en tan graves circunstancias—, acerca del singular contoneo de nuestro guía. Atravesamos el acantonamiento sin que un solo centinela nos echase el alto, cosa que debería habernos hecho sospechar, pero que, en su lugar, me llevó a una reflexión muy otra: que, de haber tenido previa noticia de las escasas precauciones tomadas por el Trástamara, podríamos haberlo degollado con toda tranquilidad, junto a su plana mayor al completo, y ahorrarnos así las onerosas prebendas apalabradas a Duguesclín. Se nos hizo pasar a su tienda, donde habíamos de ultimar ciertos detalles antes de la partida —el bretón estaba curado de espanto respecto a la volubilidad de los reales compromisos y lo quería todo por escrito―.

 

© e-DitARX Publicaciones Digitales

Todos los derechos reservados

Av. Almassora, 83, 4-E

12005 Castellón de la Plana

Castellón (España)

Telf. 658 91 36 18

editarx@editarx.es